Alegría que prevalece

Leer Proverbios 23:24

Recuerdo de manera fresca el momento en que fuí llamado por una enfermera de manera agitada para asistir a mi pequeño hijo en el quirófano después de haber salido de su operación testicular. El niño aún con trazas de anestesia en su cuerpo reaccionaba de manera agresiva y descontrolada, hasta el punto de desprenderse de todas las vías que se colocan normalmente después de una intervención de este tipo. Al llegar al Quirófano; sentí gran dolor debido a la condición de alteración de mi pequeño hijo. Todos me miraban a ver que hacía, debido a que antes los esfuerzos de enfermeras y residentes del quirófano habían sido vanos; por lo que le tome en brazos, susurre a su oído el salmo que desde la cuna le habíamos enseñado, y drásticamente su rostro y su condición cambió; el niño dejó el desconsolado llanto, y escuchó en medio de aquella horrible sensación una voz que le inspiraba tranquilidad, paz y felicidad: Papá estaba cerca, y ahora él estaba seguro.

Sigue leyendo
post

La Oración del Señor

Juan 17:1-5

No es la primera vez que encontramos a Jesús orando. Pues, en otra ocasión Jesús enseña a sus discípulos como hacerlo. En Mateo 6:9-13 y Lucas 11:2-4, se ha conocido como la oración del Señor o como “El Padre Nuestro”, esa oración en realidad es un ejemplo ensañado por Jesús a los discípulos como una guía a seguir en sus propias oraciones. La oración que se encuentra en Juan 17 es la verdadera oración del Señor, porque muestra la comunión cara a cara que el Hijo tenía con el Padre. El Señor hace la oración imperativa y necesaria para estar en intima comunión con el Padre. Él hace de la oración un estilo de vida, y en muchas ocasiones Jesús se apartaba a orar en privado (Mt. 14:23; Mr. 1:25; Lc. 6:12).

Sigue leyendo