post

Se un fiel mayordomo

Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. Lucas 12:43.

En muchos países del mundo, los gobiernos han decretado cuarentena nacional producto de una pandemia llamada “COVID-19”, que ha ido tomando fuerza con el pasar de los días, dejando cientos de contagiados y miles de muertos (521.195 infectados y 27.183 muertos al 27/03/2020). En estos momentos, los científicos no han conseguido dar con una vacuna o medicamento apropiado para eliminar los efectos que tal virus está causando en las personas.

Hasta ahora, la única recomendación que han dado los expertos para prevenir el virus es: “quédense en casa y tengan una higiene personal constante”, para así disminuir el número de contagios.

Pensando en esto de estar en casa, sería bueno preguntarnos:

✅ ¿Cómo estamos administrando nuestro hogar?

La Biblia nos manda a ser fieles mayordomos.

✅ ¿Qué es un mayordomo?

Es un siervo de confianza, que es designado como gerente administrativo para la distribución y suministro propio en el hogar, actuando como un agente que representa a su Señor.

De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en él habitan.

Salmo 24:1

En otras palabras, el Señor es el Rey Soberano de todo lo que existe y nosotros somos simple mayordomos encargados de cierta área en el Palacio del Rey.

La Biblia dice que al hombre se le ha confiado la responsabilidad de ser cabeza del hogar. “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.” 1 Corintios‬ ‭11:3‬ ‭RVR1960‬‬. Es decir, es el encargado por su Señor de dirigir, proveer, enseñar, guardar y proteger a su esposa e hijos, como ese tesoro de gran valor concedido de parte de Dios.

A la mujer se le ha dado la responsabilidad de ser ayuda idónea para su marido, descrita por Proverbios 31, como esa mujer virtuosa que teme al Señor y el corazón de su marido está en ella confiado.

A ambos el Señor les ha dado hijos como una herencia (Salmo 127:3) y les demanda dirigirlos por el camino correcto para que, cuando sean mayores, no se aparten de Él (Proverbios 22:6).

Como mayordomos fieles, ¿estamos cumpliendo con lo que nuestro amo nos encomendó?

En estos tiempos malos y difíciles, ¿Cómo estamos aprovechando nuestro tiempo en el hogar?

Efesios 5:15-16 dice: “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos”.

Estudios recientes muestran que las personas promedio ven más de cinco horas de televisión por día que, repartidas en un período de vida de 70 años, asciende a más de 14 años de observación. Y eso no empieza ni siquiera a ser un factor en todo el tiempo adicional que la mayoría de las personas malgastan en la Internet.

Mas de 2.000 adultos encuestados sobre sus hábitos en las redes sociales son “adictos a Facebook, Instagram y Twitter”, 57% de las mujeres de entre 18 a 34 años, dicen que hablan con gente por internet más que con gente físicamente, 21% admite que suelen revisar sus redes sociales en medio de la noche.

¡Parece ser que las redes sociales se han convertido en las telenovelas de hoy en día!

Hermanos, estas estadísticas nos obligan a considerar lo que Cristo dirá a aquellos mayordomos que han pasado una quinta parte de sus vidas mirando la televisión y/o la internet .
( Leer Romanos 14:10-12.)

Amado hermano, reflexiona seriamente en cómo usas el tiempo. Tu prioridad como mayordomo del Señor Jesucristo debe ser:

  • El Reino de Dios y su justicia. Mateo 6:33
  • Tu santificación. 1Tesalonicenses 4:3
  • La meditación de su Palabra. Josué 1:8
  • La oración. 1Tesalonicenses 5:17.
  • El hacer discípulos. Mateo 28:19-20.
  • Guardar sus mandamientos 1Juan 5:3

Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. Lucas 12:43.

Pero hay de aquel siervo que conociendo la voluntad de su Señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad.
Lucas 12:47.

¡Ánimo, estimados hermanos, el Señor viene pronto!

Por Denys Payen