UNA NOTA FINAL

Leer 1 Corintios 15:58

Introducción

Hace casi un año en medio de la preparación de una conferencia para la convención anual de las iglesias de la ASIGEO, consulte con varios pastores acerca de ¿Qué reflexiones estaba dejando la pandemia en medio de su atención pastoral?, la respuesta de uno de ellos, fue llamativa pero muy real, expresando según su parecer la forma en que la muerte había irrumpido violentamente terminando con la vida de muchas personas en poco tiempo.

Sigue leyendo

Enfocados en la misión encomendada

Leer Romanos 11:36

La actual pandemia y situación global ha sido entre cosas un medio modulador y evaluador de la identidad y enfoque del creyente. Estos días hemos recibido noticias de muchos que se han alejado de la vida de la iglesia, sin ultimar detalles, la iglesia no ha sido su mayor pasión, y la pandemia ha sido un aditivo para arraigar la condición carnal de muchos que tal vez bajo la sombra de la iglesia y la religiosidad se cobijaban, pero que carecían de fundamentos y bases muy lejos de las que desea y determina Dios para sus hijos.

Sigue leyendo

Dios ha hablado

Esta semana el mundo se conmovió ante la noticia del derrumbamiento en horas de la madrugada de un edificio de unos 100 apartamentos habitados por aproximadamente 150 personas. Con muy pocos sobrevivientes, y muchas personas desaparecidas, y pocas esperanzas de rescate, nos sumergimos en una atmósfera de incertidumbre y en algunos casos de cuestionamiento o incredulidad por saber y conocer los preceptos y formas de actuar de Dios en casos como este y otros similares.

El relato bíblico que se describe a continuación puede colocarnos en una situación de contención, rechazo y tristeza (como lo sintió David) por la forma y actuación de Dios, con respecto a lo que se aprecia en medio del cuadro bíblico. Cuando se trata de conocer alguna situación, debemos procurar indagar en la historia y principios que la envuelven. En medio de un tumulto bullicioso de adoración a Dios por la recuperación y retorno del arca al lugar donde debía estar; ocurre una muerte repentina e instantánea que desde la escritura nos señala el camino correcto a la hora de pensar en una Adoración y Santidad genuina, obediente, real y consciente.

Una muerte “súbita”

Uza, es uno de esos personajes que en la escritura solo a pocas tintas lo vemos apareciendo en un acto, para morir al siguiente. Como si fuese sacado de una novela de terror, toda la algarabía paso de un momento a otro, a un silencio sepulcral, dejando en las personas presentes en la audiencia; una actitud de inconformidad, temor e incertidumbre. El rey David mudo su rostro de la alegría a la tristeza, cosa que ocasionó cierto grado de frustración y decepción; ya que la ocasión ameritaba según lo que se observa, una celebración que mostraría la vuelta de la presencia de Dios al campamento, con el arca del pacto como elemento que marcaría dicha presencia:

I. Dios habla a través de sus mandamientos.

Éxodo 25:14; 1 Crónicas 15:1-2; 15:11-15

Existía una clara prescripción que describía quien, como y donde debían estar los encargados de la movilización del arca, por lo que no era Uza quien debía estar en el lugar, mucho menos como estaba ni donde se ubicaba a la hora del fatídico desenlace.

Debían ser Levitas santificados y calificados según la escogencia y mandamientos que previamente Dios había establecido.

En Deuteronomio 10:8, se muestra el claro y determinado mandamiento de Dios para los que responsablemente debían cargar el arca del pacto en señal de la marca del Dios que se revelaba y aparecía a Israel como símbolo real de la marca de un Dios que permanecía con su escogido pueblo. Esta marca histórica nos permite entonces conocer un poco mejor la actuación de Dios en contraste con la desobediencia e irresponsabilidad de todos los que presenciaron aquel culto, no muriendo aquellos donde descansó la misericordia de Dios, al no sobrepasar de manera flagrante los límites establecidos por el creador como si lo hizo Uza:

a.  Prescripción que no deja por inocente al culpable

b. Prescripción que señalaba el camino de la obediencia

c. Prescripción que nos señala a Jesús como objeto de la ira de Dios, en vez de colocarlo en humanos, débiles y desobedientes hombres.

II. Dios nos habla a través de las catástrofes.

2 Samuel 6:1-11 

Así como el caso de Uza, podemos pensar en la propia situación pandemia y la repentina muerte de estas personas que vivían en los apartamentos que hace poco se derrumbaron, como aquellas que muestran un común denominador: La muerte como elemento que separa, entristece y debilita al hombres, de manera que sino se comprende a Dios en su plenitud se dejará de entenderse en momentos donde en su soberanía reflexionamos, nos humillamos y nos arropamos.

a. Las catástrofes nos debilitan y muestran nuestra fragilidad.

b. Cada situación catastrófica tiene una historia, que no en todos los casos podremos conocer, siendo la propia presencia de Dios suficiente para refugiarnos.

c. La mayor catástrofe de la humanidad se observó en la cruz, el Dios encarnado muriendo de manera agónica por los pecados de todos los hombres.

III. Dios nos habla por medio de la alabanza.

2 Samuel 6:12-16; 6:20-23

Si miramos el principio de la historia, nos daremos cuenta que muy a pesar de la algarabía del primer “momento” de adoración junto al arca, todo ha cambiado de manera drástica, debido al buen entendimiento y retorno a la adoración establecida por Dios. El arca había vuelto, los Levitas Santificados estaban en el lugar que debían, como debían y ubicados en la posición correcta. Cuando hoy estamos  regresando a los locales de reunión, después del parón por la pandemia, pudieran aparecer algunos que dejando de lado los principios establecidos, dejen de escuchar a Dios en medio de todas las reflexiones que en este tiempo hemos aprendido, donde al fin y al cabo estar nos deben haber acercado mucho más al Dios, que no cambia ni deja pasar por alto sus preceptos, que establecidos marcan un camino que entre otras cosas, nos exhorta a mejorar nuestra forma de alabanza y adoración a Dios.

a. La alabanza debe darse con una conciencia y entendimiento claro.

b. La alabanza envuelve regocijo, alegría y agradecimiento.

c. Nada ni nadie puede detener la alabanza de corazones verdaderamente agradecidos por la presencia y dirección de Dios.

Conclusión

El relato que se muestra, no solo señala la manera correcta de alabar al Señor, sino la forma en que habla, de manera que podamos pensar en las prescripciones y mandamientos presentes en medio de las situaciones, reflexionado y atesorando incluso circunstancias que parecieran ser catastróficas y negativas para beneficio del pueblo de Dios. Valorar la historia de Dios y las dificultades en medio de esa búsqueda, generarán de manera inevitable, alabanza por parte de humanos que estimen y tengan en primer lugar al Dios que les habla y hace reflexionar cada día.


Por Robinson Moreno

Alegría que prevalece

Leer Proverbios 23:24

Recuerdo de manera fresca el momento en que fuí llamado por una enfermera de manera agitada para asistir a mi pequeño hijo en el quirófano después de haber salido de su operación testicular. El niño aún con trazas de anestesia en su cuerpo reaccionaba de manera agresiva y descontrolada, hasta el punto de desprenderse de todas las vías que se colocan normalmente después de una intervención de este tipo. Al llegar al Quirófano; sentí gran dolor debido a la condición de alteración de mi pequeño hijo. Todos me miraban a ver que hacía, debido a que antes los esfuerzos de enfermeras y residentes del quirófano habían sido vanos; por lo que le tome en brazos, susurre a su oído el salmo que desde la cuna le habíamos enseñado, y drásticamente su rostro y su condición cambió; el niño dejó el desconsolado llanto, y escuchó en medio de aquella horrible sensación una voz que le inspiraba tranquilidad, paz y felicidad: Papá estaba cerca, y ahora él estaba seguro.

Sigue leyendo
post

Del horror a la Gloria de la vida

1 Corintios 15:55-57

Estos últimos días se han desarrollado en medio de una difícil atmósfera, donde hemos  escuchado de la muerte de muchos hermanos queridos, amigos, vecinos y conocidos. De la noche a la mañana muchos de ellos,  han dejado el mundo material, por causa del virus pandémico que golpea duramente a todo el mundo. No ha sido fácil, pero sin duda, detrás de todo, está la soberanía, poder y voluntad soberana de Dios y en ella nos amparamos. Estas situaciones nos deben llevar a tomar con seriedad la realidad del pecado,  la cual vino como consecuencia de la desobediencia del hombre y que uno de sus resultados inmediatos fue la muerte (Génesis 2:17); la cual es concreta, real y espantosa; tanto que mientras escribo el artículo mucha gente está muriendo; y más allá del resultado, ya oscuro y temeroso de la muerte en sí misma; está la realidad que se extiende más allá del mundo en el que vivimos, y que lleva a unas 50 mil personas a diario al infierno;  muriendo éstos, separados de Cristo y sin esperanza (Juan 3:18). Este tiempo nos ha enseñado a dar más por la causa del Señor y la predicación de su evangelio como la esperanza única, precisa, revitalizante, restauradora y eterna, donde encontramos un cambio práctico del horror a la Gloria de la vida en Cristo.

Sigue leyendo
post

Misioneros con un llamado

Leer Hechos 1:8

Hablaba con un hermano que ahora reside fuera del país, y después de una larga conversación, concluimos que en el pasado, mirábamos con regocijo y satisfacción a aquellos hermanos que desde las iglesias alzaban sus manos para ir a cumplir la labor misionera fuera de nuestras fronteras; era, sin duda alguna una acción de valor y fe de parte de quienes lo hacían; pues, dejaban la bonanza y estabilidad económica que brindaba en aquel entonces nuestro país, para embarcarse en misiones que les colocarían en países con alta persecución cristiana y con mucha falencias económicas y sociales. En nuestro propio entorno, mirar a los hermanos norteamericanos dejar su país natal para adentrarse en la selva venezolana, bajo difíciles condiciones, les colocaba en una posición, donde se les veía con gran admiración y valor sin igual, y aunque, merecían tal valor, se llegó a puntos de diferenciar y mirar de manera equivocada a los “misioneros” que arribaban al país de otras naciones y a los que también se enviaban desde Venezuela a otros lugares del mundo, como los que tenían la responsabilidad casi exclusiva de cumplir la misión.  “La misión es para todo creyente”, reiteró mi amado hermano en medio de la conversación telefónica, en conexión con lo que en Mateo 28 y Hechos 1:8 se revela, ya que todos aquellos que han sido habilitados con el poder del Espíritu Santo, serán guiados, ayudados y dotados con las herramientas y medios necesarios para cumplir con la tarea encomendada.

Sigue leyendo
post

Resoluciones de gran valor

Leer Nehemias 8:8

El Dr.Ramesh Richard profesor del Seminario Teológico de Dallas de los EEUU, estuvo con nosotros en alguna oportunidad aquí en el país, y tuve el privilegio de conocerlo personalmente en el año 2009 en una academia de Liderazgo emergente. Pasión, firmeza y denuedo al hablar, hacían olvidar por momentos su extraño inglés y su necesario traductor.

Sigue leyendo
post

Una fe a “simple vista”

Leer Hebreos 12:1-2 

Introducción:

Hace unos cuantos meses atrás, estando recién iniciada la pandemia y con cuarentena obligatoria, nos enfrentamos a diversos y necesarios cambios que iban desde la comunión, relación y mayor tiempo de convivencia en el hogar, hasta la adaptación a los repentinos cambios que nos obligaron a tomar precaución y prevención a la hora de adquirir alimentos y atender las diversas responsabilidades que como creyentes tenemos. Estas responsabilidades aumentaron en algunos casos, por lo que debíamos “asistir” a reuniones en la web o por algún otro medio tecnológico.

Sigue leyendo
post

Derribados, pero no destruidos

Leer: 2 Corintios 4:8-9

Una de las mayores maravillas de la industria petrolera, son las estaciones de bombeo de flujo; éstas sirven como relevo e impulso para el fluido que es trasladado por medio de tuberías. En muchos casos la velocidad del flujo es casi nula debido a los trayectos recorridos y a la viscosidad del fluido, por lo que una estación de bombeo viene a dar la velocidad y fuerza necesaria para transportar de manera eficiente la sustancia al tanque de recepción final. En días convulsionados como los que vivimos, necesitamos estaciones de flujo que nos permitan descansar, avanzar y establecer contacto con el Dueño de las “máquinas de bombeo”, el Dios que impulsa y bombea a aquellos fieles a su destino seguro.

Sigue leyendo
post

La Biblia: Una luz necesaria

Leer Salmos 119:105

Cuando revisaba este texto en conexión con la celebración del mes de la biblia, recordé una incursión que hace mucho tiempo atrás realicé junto a otros hermanos en una montaña del Estado Sucre. En aquella ocasión estábamos en búsqueda de algún tipo de cangrejo que son recolectados a las orillas de los ríos que descienden desde las encumbradas montañas de Macuro-Estado Sucre. Avanzado el tiempo y con el ánimo alto para seguir buscando cangrejos, ¡cayó la noche!, para lo cual solo contábamos con una linterna para retornar a casa.

Sigue leyendo