Jueces 5:1-13

Esta porción de la escritura describe de manera poetica una de las hazañas que a través del tiempo los Israelistas recordaron y celebraron, en ella se muestra la reconocida valentia de Débora y sus colaboradores, quienes con la fuerza y dirección de Dios juntaron a un gran ejército para enfrentar al enemigo amenazante. No solo es destacable, la propia actitud de Débora, sino la “debilidad” propia que representaba la mujer en su contexto y cultura, está percepción fue transformada por Dios en fortaleza y lección.

No se trataba de simplemente una mujer que se levantaba contra la cultura y corriente que imperaba en su momento, sino una que daba un salto en defensa y obediencia del Dios de Israel, callando voces menospreciadoras, y fortaleciendo las mentes y debilidades de los hombres que tenían mucho que dar en medio de aquella acción de batalla. La canción, resume y describe de manera elocuente y poética, la proeza presenciada e impulsada por el Dios del cielo. El Pastor Eduardo Mejias, presidente de la Asociación de Iglesias Evangélicas de Venezuela, acerca de este texto, describe lo siguiente: “Este capítulo es una canción elaborada por Débora y Barac” Eduardo Mejias, desde la misma escritura y de manera inductiva podemos ir determinando interrogantes que se perciben en la porción de manera que podamos ir aclarando por medio de preguntas concientes lo que estaba sucediendo o relatando por medio de este canto. En primer lugar podemos preguntar lo siguiente:

  1. ¿Qué piden ellos hacia Dios? Jueces 5:2.2.

2. ¿Quiénes participaron en la batalla contra Jabin? Jueces 5:14-15, 18, 20, 21 y 24.3.

3.- ¿Quiénes no participaron y por qué no lo hicieron? Jueces 5:15c, 16, 17 y 23.4.

4.- ¿Cuál es la intención del texto?

Preguntas a responder en cada grupo.

5.- ¿Qué aprendemos de este texto?

a. Todos debemos darle Gloria a Dios por su Poder y misericordia.

b. Todos debemos participar Unidos en su obra.

6.- Que podemos hacer para cumplir con lo que se describe en el texto y aplicarlo a nuestras vidas en la semana que recién inicia y las venideras?

Sin duda alguna, la porción nos anima a ver a Dios detrás de una obra indetenible, pero que se realiza con personas, familias y recursos que Dios los ha apartado y determinado para sus fines. Estos medios y recursos emergen desde la iglesia para Glorificar a Dios, con la misma disposición y pasión de Débora, con la determinación y fidelidad, honra y responsabilidad de servir al Dios que nos ha marcado y apartado para obrar en conformidad con su Voluntad Soberana, especial y maravillosa, de manera que cada evento que leamos, miremos o hagamos, sea con una llena certidumbre y conciencia de discípulos de Dios.


Por Pr. Robinson Moreno