post

LA BIBLIA: “LA PALABRA DE DIOS”

¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras! Más que la miel a mi boca.

Salmos 119:103

En septiembre del año 1569, la Biblia fue impresa por primera vez en castellano, llevando por título: la Biblia del Oso, por su carátula. Por tal razón, en Latinoamérica se conmemora el mes de septiembre como el mes de la “BIBLIA”, dando honor y gloria a Dios, valor y reconocimiento a aquellos hombres que no descansaron hasta cumplir la misión encomendada por el Señor. Quienes exponiendo sus vidas lucharon sin desmayar, por causa del Evangelio y la Palabra de Dios, confiando y siendo fortalecidos en Dios hasta alcanzar el objetivo: “Que la tierra fuera llena del conocimiento de Dios”. En el siguiente artículo veremos lo importante, magnífico y benefactor, que puede ser este preciado libro llamado “la Biblia”, el cual es un tesoro al que lo posee, si le da el valor y la importancia que merece.

Sigue leyendo
post

La Biblia: Una luz necesaria

Leer Salmos 119:105

Cuando revisaba este texto en conexión con la celebración del mes de la biblia, recordé una incursión que hace mucho tiempo atrás realicé junto a otros hermanos en una montaña del Estado Sucre. En aquella ocasión estábamos en búsqueda de algún tipo de cangrejo que son recolectados a las orillas de los ríos que descienden desde las encumbradas montañas de Macuro-Estado Sucre. Avanzado el tiempo y con el ánimo alto para seguir buscando cangrejos, ¡cayó la noche!, para lo cual solo contábamos con una linterna para retornar a casa.

Sigue leyendo
post

El arrepentimiento de todo un pueblo

Leer Jonás 3:6-10

Lo estudiado hasta ahora, nos enseña lo rebeldes que podemos llegar a ser ante los mandatos del Señor, prefiriendo colocar nuestros deseos o pensamientos antes que la obediencia a Dios, sin embargo, la voluntad del Señor se cumplirá a pesar de nosotros y usara los medios que le plazca para hacerlo.

Sigue leyendo
post

Una segunda oportunidad

Leer Jonás 3:1-5

Aquí vemos el segundo llamado que Dios le hace al profeta Jonás, una vez que el gran pez lo dejó en tierra firme. “Vino palabra de Jehová por segunda vez a Jonás”, (Jonás 3:1) RV60. ¿Podríamos no regocijarnos en estas palabras? ¡Cuán maravilloso es saber que nuestro Dios es el Dios de las segundas oportunidades! El primer llamado a Jonás, lo hace Dios en el comienzo del libro, pero él no hizo caso y decidió seguir su propia voluntad y tuvo consecuencias que casi le cuesta la vida. (Jonás 1-2)

Sigue leyendo